Una bebida sola no ofrece sorpresa alguna

0 Publicado por - 29 de enero de 2013 - Consejos de coctelería

Un cóctel es sinónimo de combinación asociado a variedad, buen gusto, imaginación, pasión y creatividad. Posee un estilo y demuestra la habilidad de quien lo prepara, calor humano, artesanía y la dedicación personal en la preparación, diferenciando así una bebida de un cóctel.

De las célebres palabras agitado pero no mezclado, me gustaría matizar que un cóctel más que una mezcla, es una fusión. Es la creación de un único resultado a partir de varios productos, y no sólo eso, sino la combinación de técnicas dadas por el barman, buenos materiales, y el criterio del cliente, que al fin y al cabo es quien da la nota final y la aprobación a éste,  nuestro arte.

A principios del siglo XIX concretamente en 1806 el periódico “The Balance” publicaba un artículo definiendo el cóctel como una bebida estimulante, compuesta de licores diversos a los cuales se les añadía azúcar, agua y bitters. Des de entonces hasta hoy, han sido muchos los barmans quienes con sus fórmulas magistrales han recorrido el mundo y han convertido la fantasía y el sueño del cóctel, en el arte de la coctelería.

Concretamente en mi casa se ha vivido este sueño gracias a mi padre, Antonio Vilanova, quien me ha enseñado, trasmitido e inculcado este amor y pasión por la coctelería, creciendo junto a una barra y con una coctelera bajo el brazo. También hay lugar para mis hermanas, y por supuesto para mi madre, ya que entre todos hemos hecho del mundo de la hostelería en general, y de la coctelería en particular, nuestra vida.

Con esta breve presentación y con el objetivo de acercar a todos los públicos secretos, recetas y peculiaridades cocteleras, Beveland Distillers y yo mismo os acompañamos en este camino repleto de curiosidades y respuestas para todos ustedes.

Un saludo y hasta pronto

Jaume Vilanova

Mixology Competition @ Shasha's_Yesmywine_17-2-x