Cómo presentar un cóctel

2 Publicado por - 11 de julio de 2016 - Artículos de coctelería

La importancia en la presentación de los cócteles

Existe un error muy habitual en el momento en el que nos tomamos un cóctel y es pensar que lo único que importa es su sabor final; aunque sí que es verdad que esta será la guinda que nos asegurará que el cóctel es excelente, en ningún momento se tiene que pasar por alto algunos factores como la presentación y la decoración.

Vivimos en un mundo de apariencias y lo primero que vamos a ver en el momento en el que nos lo traigan es su aspecto: se tienen que considerar algunos puntos tales como haber elegido el tipo de vaso adecuado, la copa perfecta, el color… El barman siempre conocerá la importancia de poder tratar estos aspectos para conseguir la máxima atracción de cara al cliente.

Desde Cócteles y Recetas te recomendamos que trabaje tanto el sabor como la presentación a partes iguales. Los cócteles se disfrutan con la vista, el olfato y el gusto. La sinergia y la comunión entre estos 3 sentidos debe de ser perfecta. Si tienes dudas de cómo presentar un cóctel, no dudes en seguir leyendo.

como presentar un coctel

Cómo presentar un cóctel

La gran variedad que admite la decoración de un cóctel

Independientemente de que estemos hablando de un cóctel largo, frappé, ahumado, todos los cócteles se pueden decorar de diferentes maneras.

En algunos de ellos, la decoración se pondrá en el momento en el que se haya terminado mientras que en otros, incluso, se empezará a trabajar en ella antes de haber empezado a realizarlo. Por ejemplo, en este último caso, a veces se impregna el borde de sal, de coco, azúcar o diferentes virutas de chocolate que serán perfectamente visibles desde el exterior pero que además, le dará ese toque de sabor que se necesita para sorprendernos al final.

También es importante tener en cuenta que utilizar una decoración exagerada no va a mejorar el sabor del cóctel… más bien lo puede llegar a arruinar. Si estamos hablando de un cóctel tropical y se usa una decoración excesiva, es posible que nos hayamos pasado con la fruta y consigamos un sabor demasiado ácido o dulce.

Es de vital importancia que el barman sea capaz de poder respetar las proporciones correctas y que se sirvan de la manera adecuada. Además, tiene que tener sentido: una espiral de naranja puede quedar muy bien en cualquier cóctel invitando al cliente a beberlo… ¿pero tiene relación con el sabor del cóctel? Esto es algo que tenemos que pensar muy bien antes de tomar una decisión sobre lo que vamos a hacer.

Encontrar el equilibro no es fácil pero de conseguirlo, los resultados serán increíbles. La combinación de una buena decoración del cóctel con un sabor fascinante, logrará una atmósfera única que a quién lo prueba, no le queda otra que repetir.