Cócteles y gastronomía

0 Publicado por - 18 de marzo de 2013 - Consejos de coctelería

Muy Buenas,

Antes de todo, me gustaría dar la enhorabuena a Marina Flequé y a Jordi Bargalló, los dos premiados de los forfaits dobles para La Molina. ¡Espero que los disfrutéis al máximo!

Dicho esto y con la intención de resolver las dudas que nuestro amigo Ángel nos planteaba en el post del cóctel “Amore” del pasado 20 de Febrero, mi intención de hoy es ayudaros a escoger las mejores combinaciones gastronómicas, tanto a lo que se refiere a comidas como a bebidas.

Cuando se trata de combinar un cóctel o bebida con un plato hay que seguir una lógica y debe existir una armonía entre ambos. Al igual que el vino tiene sus preferencias a la hora de elegir con que plato acompañarlo, en los cócteles nos sucede algo parecido. Para los que andáis un poco perdidos os propondré algunas ideas de cómo hacerlo. Hay que tener en cuenta que, para que la elección sea buena, ésta debe hacerse teniendo en cuenta el contraste de aromas, el sabor y la experiencia. Aunque existen algunas pautas que nos pueden ayudar, sobre todo al principio.

Cócteles cítricos

Los cócteles cítricos combinan muy bien con pescados, ya que nos realzan mucho su sabor y a su vez nos ayudan en el proceso de digestión, evitando así una sensación de pesadez en el estómago. Cuando hablamos de estos cócteles siempre nos viene a la mente el más conocido por todos, el Margarita, con el que siempre suelen acompañar los mejicanos sus comidas.

Cócteles con licores fuertes

Hay que procurar evitar las combinaciones de licores fuertes o gruesos con carnes rojas y salsas pesadas. Cuando hablamos de licores fuertes, nos referimos a todos aquellos que se obtienen por maceración o destilación de vegetales y cuyo contenido alcohólico es mayor a 30º.

Cócteles con vodka

Los combinados o cócteles con vodka acompañan perfectamente a los platos ahumados como el salmón. También casan muy bien con todas aquellas recetas que contienen caviar.

Cócteles secos

Los cócteles secos casan muy bien con platos ligeramente salados. Un buen ejemplo serían todos aquellos que contengan anchoas. Estos debemos prepararlos con poca bebida dulce y su base alcohólica predomina por encima de todo, un ejemplo de esto serían los cócteles aperitivos.

Vinos

Cuando hablamos de vinos o nos referimos a cócteles preparados con ellos, hay que tener en cuenta que su maridaje debe alejarse de comidas preparadas con ajo, cebolla, vinagre ya que son grandes enemigos del vino. Otros no recomendados son los platos preparados con apio, sobre todo para vinos jóvenes y cavas, aunque se permiten en rosados y blancos semisecos.

  • Vinos rosados: Para combinar vinos rosados podrían ser buenos platos de acompañamiento todos aquellos que contengan huevo y alcachofas. Por ejemplo, parrilladas de verduras, tortillas, etc. También combinan muy bien con entremeses y carnes blancas.
  • Vinos blancos: Si lo que preferimos a platos de pescado lo ideal para acompañarlo son vinos blancos fermentados en barricas. Si lo que nos apetece comer es algo más suave o para picar, escogeremos vinos jóvenes.
  • Vinos tintos: El vino tinto joven combina perfectamente con arroces, pastas, legumbres, verduras, carnes blancas asadas y en salsas, carnes rojas y quesos. Los tintos de crianza los tomaremos con quesos de oveja, carnes de vacuno, cordero y alguna pasta singular.

 

Cava y Champagne

El cava y champagne hay que servirlo muy frío. La temperatura es un arma a nuestro favor para degustar y saborear su esencia. Los podemos acompañar con aperitivos y postres y muy posiblemente con la mayoría de platos, ya que son los único vinos espumosos naturales que combina con casi todas las comidas, existiendo un tipo para cada momento, Ej: Brutos, secos, dulces…

 

Cócteles a base de café y chocolate

Con los postres es dónde tenemos más margen para combinar, idear y sorprender, ya que existen combinados a base de chocolates y cafés que pueden incluso actuar como postre en sí tomándolos solos, o sirviéndolos para acompañar un dulce.

 

Con estos pequeños consejos os invito a que entréis un poco más en el mundo del cóctel, realizando vuestras propias combinaciones con los platos que más os gusten sorprendiéndoos a vosotros mismos.