Cóctel White Lady

0 Publicado por - 1 de septiembre de 2015 - Tragos largos, Vídeos

A diferencia de los anteriores combinados de creación propia, esta vez hemos hecho un clásico. Dos lugares importantes en el mundo del cóctel coinciden en atribuirse la grandeza de haber creado este trago. Como siempre y como va siendo muy habitual, existen muchas versiones sobre las recetas de cócteles, pero aquí os presentamos nuestra versión.

Cóctel White Lady, todo un clásico

Una de ellas nos dice que Harry Macelhone, en 1910, después de haber servido a la real fuerza aérea durante la 1ª guerra mundial, estuvo en el Ciro’s Club de Londres como barman y creó el cóctel White Lady. En su receta original estaba compuesta con crema de menta en lugar de ginebra y a partes iguales. En 1921 se trasladó a París para oficiar en el New York Bar junto a Ferdinand Petiot (Pete). El año 1923 fue el de su gran consagración, ya que el 8 de Febrero adquirió los derechos sobre el New York Bar, el mismo día que nació su hijo, que más tarde fue el creador del famoso Blue Lagoon.

Harry en 1929 recreó el cóctel White Lady y cambió la crema de menta por ginebra para conseguir lo que fue el cóctel del momento. En un gran momento de su vida creo el Sidecar que se haría famoso en Inglaterra gracias al barman Pat Macgarry del Buck’s Club. Desbordante de imaginación, creó un cóctel para la fundación de la ONU en 1945, el cóctel UN y en 1953 en la coronación de la reina de Inglaterra creo el Coronation Cocktail.

La segunda historia del cóctel White Lady nos cuenta que el gran barman americano Harry Cradock llegó a Londres en 1920 para oficiar en el American Cocktail Bar del Hotel Savoy y allí, en 1930, creó el cóctel White Lady que aparece publicado en el Savoy Cocktail Book. El cóctel White Lady también era conocido como Delilah, Lillian Forever o Chelsea. Si le añadimos al cóctel unas gotas de granadina obtenemos un Pink Lady y con unas gotas de curaçao obtenemos un Blue Lady.

El cóctel White Lady, popular en los años 40, hacía las delicias del público y el prestigioso Kevin Starr, lo incluyó en una lista de bebidas especiales y lo catalogó como ácido. En esta lista también había el Whisky con limón, Los Rickey, Tom Collins, Old Fashioned, etc. Se dice que son bebidas de otra era.

Seguramente, si nos pusiéramos a buscar en las profundidades de los libros más antiguos, encontraríamos miles de versiones sobre las historias de cada trago. Es bueno que eso ocurra porque siempre podremos conocer de qué manera se dio a conocer en distintas ciudades del mundo, aunque puede que siempre nos quede la duda de donde empieza su vida.

Ingredientes

– 4cl Ginbery’s Gin

– 2cl Zumo de Limón

– 3cl Bvland Triple sec