Cóctel Collins

0 Publicado por - 20 de octubre de 2015 - Digestivos, Tragos largos, Vídeos

Aprende con este vídeo a preparar el Cóctel Collins

Esta semana os hemos preparado otro vídeo para que sigáis practicando y sacando provecho de nuestras aportaciones, en este caso os traemos un clásico al estilo Beveland, el cóctel collins.

Este cóctel se le atribuye al padre de la coctelería moderna, el profesor Jerry Thomas, en el año 1876. La primera receta del Collins que se recuerda apareció en la guía del camarero de 1876, escrita por el propio Jerry Thomas, y su composición era:

– 5 o 6 golpes de sirope de goma.
– Zumo de un limón.
– 1 medida larga de ginebra.
– 2 o 3 cubitos de hielo.

El cóctel collins se diferenciaba de los llamados fizz, ya que los cócteles fizz llevaban más cantidad de zumo, concretamente entre 2 y 3 partes más y eran más secos. En 1878 el Collins se servía en todas las barras de la ciudad de Nueva York y se le atribuyó como la bebida de moda en una edición del camarero moderno de O.H. Byron. Era una bebida moderna y en aquella época el Tom Collins y los Collins con Brandy y Whisky estaban considerados como bebidas de fantasía.

En 1891 el sirope de goma se sustituyó por azúcar y se empezó a utilizar una ginebra ligeramente azucarada, que se hizo popular en Inglaterra a finales del siglo XVIII. Una versión posterior de la historia fechada en Agosto de 1891 cita que un médico llamado Morell Mackenzie, escribió un artículo en la revista Siglo XIX que otorgaba a Inglaterra como país creador del Tom Collins y a su creador como John Collins. Por el contrario, una revista llamada La Perforadora menospreció el artículo de Mackenzie haciendo notar que en realidad el título deJohn Collins era de una canción que rondaba la época.

En los Collins se conseguía lo que llamaban una ginebra brillante, pero en nuestro caso utilizaremos Ginbery´s, una ginebra London Dry Gin pasada por tres destilaciones, con un toque en el paladar suave y untuoso. Esta ginebra capaz de provocar un cúmulo de sensaciones agradables y delicadas en cada sorbo hace que nuestro Collins sea diferente. El proceso de maceración es fundamental en la concepción de esta centenaria bebida, y en este caso especial, se desarrolla de dos a cinco días para extraerle sus aromas.

Como os decimos siempre, podemos encontrar infinitas historias de cada uno de los cócteles clásicos que aquí os presentamos, pero al mismo tiempo os digo que los nuestros son una variación de los mismos convirtiéndolos en, como yo llamo, los cócteles de Beveland.

Ingredientes

– Hielo
– 4,5 cl de Gin Ginbery’s
– 3 cl de zumo de limón
– 1 cl azúcar liquido
– Media lima
– 8 cl soda

 Visita nuestro Facebook para enterarte de todas las recetas de cócteles que tenemos y nuestras últimas novedades.